Cuando se trata de crear algo con su impresora 3D, los primeros pasos pueden ser un poco molestos debido a algunos problemas de impresión que se presentan. Los problemas de extrusión son uno de los más comunes y pueden estar relacionados principalmente con su configuración de impresión. En este post, estaremos identificando los problemas de extrusión más comunes y cómo solucionarlos.

Los Problemas de Extrusión Más Comunes

Infra-extrusión

under-extrusion

La infra-extrusión sucede cuando tu impresora 3D no puede suministrar el filamento o no puede extruir el material lo suficientemente rápido. Este nivel de extrusión por debajo de lo necesario causa capas faltantes o espacios no deseados en capas los cuales hacen que su diseño no se complete de forma satisfactoria. Pero no todos los huecos de capa significan que tu extrusor no está trabajando correctamente. La forma más fiable de comprobarlo es imprimir un cubo de 20mm de alto con al menos 3 perímetros externos. En las capas superiores del cubo, comprueba que estos 3 perímetros están fuertemente unidos entre ellos. Si hay huecos entre los tres perímetros, entonces tienes infra-extrusión. Si los 3 perímetros se tocan entre sí y no dejan huecos, entonces podrás saber que estás teniendo otro tipo de problema. *(via simplify3d)

¿Por qué sucede y cómo puedes solucionarlo?

Los huecos entre capas en tu objeto impreso en 3D pueden darse por varios motivos. Primero de todo, comprueba la posición del filamento. Cuando la bobina está mal embobinada o el filamento está mal desenrollado hasta la impresora, el filamento puede atascarse. Esto forzará el motor y reducirá el flujo de filamento. Por esto es importante asegurarse de que la bobina está correctamente cargada.

A continuación, debes comprobar el software utilizado para asegurarte de que la configuración del diámetro del filamento seleccionado es el correcto. Si no concuerda con el diámetro real del filamento usado, necesitarás corregir este parámetro. Puedes encontrar el diámetro de filamento y las temperaturas de impresión recomendadas en la caja del material. O puedes fácilmente medirlo con ayuda de un calibre.

Si la configuración del diámetro es correcta, puedes comprobar la boquilla y asegurarte de que no tiene suciedad o está atascada. Después de la limpieza de la boquilla, una de las primeras cosas que debes hacer es intentar empujar el filamento manualmente por el extrusor. Si el filamento no fluye, esto quiere decir que necesitas investigar un poco más! Pero lo vamos a hacer fácil para ti: pincha aquí para ver nuestro tutorial “Como limpiar tu nozzle”.

Si el problema persiste, necesitas comprobar el multiplicador de extrusion (o “flow rate” o también en algunos softwares el “flow compensation”). Una configuración con un bajo “flow rate” puede causar problemas de infra-extrusión también. Puedes probar a reiniciar el proceso de impresión después de haber incrementado este parámetro un 5%. Por ejemplo, si tu parámetro era de 1.00 previamente, puedes cambiarlo a 1.05, lo que significa que estruirá un 5% más de plástico.

Sobre-extrusión

over-extruding-simplify3d

La sobre-extrusión se produce cuando la impresora suministra más material de lo necesario. Puede causar un exceso de material en la zona exterior del objeto impreso.

¿Por qué sucede y cómo puedes solucionarlo?

Si tienes problemas de sobre-extrusión, lo primero que necesitas de comprobar es el parámetro “multiplier” o “flow settings” en tu software. Puedes intentar a disminuirlo en una horquilla recomendada de entre 3-5%.

Exceso de temperatura

El plástico extruido suele estar entre 190 y 240 grados Celsius aproximadamente. Mientras el plástico está caliente, puede ser moldeado en diferentes formas. Sin embargo, durante su enfriamiento, rápidamente comienza a solidificarse. Este es el motivo por el que necesitas conseguir la temperatura correcta para poder tener las condiciones idóneas de fluidez de tu material. Una temperatura erronea afectará también a la calidad final de tu modelo y los efectos podrían plantearse como una decoloración del filamento ya que el material quemado ensombrecerá algunas capas.

Otro signo de un exceso de temperatura puede ser la aparición de capas irregulares; cuando echas un vistazo más de cerca puedes ver que no es la irregularidad de capas sino más bien capas derretidas. Tiende a asemejarse a la cera derretida de una vela.

¿Por qué sucede y cómo puedes solucionarlo?

Si tu hotend está muy caliente, necesitarás disminuir la temperatura. Necesitas encontrar exactamente la temperatura idónea para un correcto balance entre la fusión del filamento para un correcto flujo, y facilitar la rápida solidificación para que la siguiente capa pueda ser depositada en una superficie solida. Dependiendo del grado de exceso de temperatura, puedes bajarla en intervalos de 5ºC.

Si el filamento no se ve descolorido o no tiene síntomas de quemado, puedes intentar aumentar la velocidad de impresión y además debes asegurarte de que los ventiladores están posicionados y funcinando correctamente. Incrementando la velocidad de impresión, el filamento será empujado a través de la boquilla a una velocidad mayor. Pero ten cuidado, cuando sobrepasas la velocidad de impresión recomendada, tu impresora es probable que experimente el efecto de infra-extrusión.

 

Cómo solucionar problemas más comunes de la impresión 3D #1: Problemas de extrusión